Conoce el Consejo Superior de la Justícia de Andorra

  • Historia Open or Close
    El título VII de la Constitución del Principado d’Andorra, la exposición de motivos y el título II de la Ley Cualificada de la Justicia (LCJ) han consagrado la separación de poderes en un Estado de derecho democrático.

    Asimismo, la práctica institucional postconstitucional, de conformidad con este espíritu de instauración de un tercer poder independiente —la Justicia—, ha puesto de relieve la figura del tercer personaje institucional: el presidente del Consejo Superior de la Justicia de Andorra (CSJA). Él representa en toda la acepción jurídica del término el “Consejo Superior de la Justicia” y, más allá, el poder judicial en general.

    El espíritu y la letra de la Constitución y de la Ley Cualificada de la Justicia, en el ordenamiento andorrano, consagran una desvinculación total del Ejecutivo con el Consejo Superior de la Justicia. En paralelo, refuerzan su independencia y su carácter democrático, mediante el nombramiento del presidente de este Consejo por el síndic general (presidente del parlamento), emanación de la voluntad popular y del escrutinio.
  • Misiones Open or Close

    Según el propio artículo 89, apartado 1, y la exposición de motivos de la Ley Cualificada de la Justicia, el CSJ, "como órgano de representación, gobierno y administración de la organización judicial, vela por la independencia y el buen funcionamiento de la justicia".

    I. La misión de velar por la independencia

    La justicia, como tercer poder, queda representada por el Consejo Superior de la Justicia, y en particular, por su presidente, en todos los actos públicos. Protocolariamente, el presidente del CSJA tiene que recibir el tratamiento debido al tercer personaje del Estado.
    La misión de velar por la independencia de la Justicia implica dos vertientes: la independencia de los actos de justicia (1) y la independencia de los miembros de la Administración de Justicia (2).


    1) La independencia de los actos de justicia

    Los actos de la autoridad judicial disfrutan de un régimen particular que les permite sustraerse a la sujeción de cualquier autoridad y, en particular, de la autoridad política. La autoridad de cosa juzgada confiere a las decisiones judiciales fuerza de verdad legal. La tarea del CSJ es velar por el respeto de este principio.

    2) La independencia de los miembros de la Administración de Justicia

    En lo concerniente a los miembros, el principio de inamovibilidad de los magistrados queda consagrado en el artículo 85 de la Constitución, así como en los artículos 67 y 68 de la LCJ. La misión del CSJ es velar para que no haya interferencias de ningún tipo que puedan entorpecer dicho principio de inamovibilidad.


    II. La misión de velar por el buen funcionamiento de la justicia

    Dicha misión pasa también por lo dispuesto en el artículo 89, apartado 3, de la Constitución:
    “El Consejo Superior de la Justicia nombra a los batlles (jueces) y magistrados, ejerce sobre ellos la función disciplinaria y promueve las condiciones para que la Administración de Justicia disponga de los medios apropiados para su buen funcionamiento.” Así, pues, es el responsable de la gestión de los recursos humanos (1), materiales y financieros (2) de la Administración de Justicia.



    1) La gestión de los recursos humanos

    Esta función incluye el reclutamiento de los batlles (jueces) y magistrados de la Administración de Justicia, es decir, la determinación de los puestos a proveer, con la ulterior selección de los candidatos, su nombramiento y la toma de juramento. El CSJ también asume el control formal de la actividad de los batlles (jueces), magistrados y otros funcionarios de la Administración de Justicia y, en particular, el control disciplinario.
    Desde el primero de julio de 2004, después de la entrada en vigor de la Ley de la Función Pública de la Administración de Justicia, el CSJ dispone de una regulación propia de su régimen de función pública. De este modo, el CSJ, impulsando el contenido de la ley mencionada, dispone de los recursos humanos que garantizan la prestación del servicio público al ciudadano.

    2) La gestión de los recursos materiales y financieros

    La gestión de los recursos materiales de la Administración de Justicia incluye la gestión de los medios puramente materiales, como por ejemplo los locales, el mobiliario y equipos diversos.
    La gestión de los recursos financieros puede desglosarse en dos operaciones: la elaboración del presupuesto general de la Administración de Justicia y el ulterior control de la correcta utilización de los medios financieros que otorga cada jurisdicción.

  • Competencias Open or Close

    En el artículo 89, apartado 3, de la Constitución también se menciona que el CSJ, con la finalidad de velar por el buen funcionamiento de la justicia, “podrá emitir informes con motivo de la tramitación de leyes que afecten a la justicia o para dar cuenta de la situación de la misma.”

    De esta función se deriva un auténtico asesoramiento jurídico y técnico del CSJ en lo referente a la elaboración de proyectos de ley que puedan, de cualquier manera, tener una incidencia directa o indirecta en la organización y el funcionamiento de los tribunales o de la Justicia en general, o bien que afecten de manera más global a la independencia o la intangibilidad del poder judicial.

    En el artículo 37 de la Ley Cualificada de la Justicia se prevén dos tipos de informes que el CSJ puede emitir: unos, para “dar cuenta de la situación y funcionamiento de la Administración de Justicia” (1) y otros, para “promover mejoras en las leyes de ámbito judicial” (2).

    1) Los informes para "dar cuenta de la situación y funcionamiento de la Administración de Justicia"

    Este tipo de informes requiere una tarea previa, por parte de todos los tribunales, de recogida de la información y de envío de la referida información al CSJ. Este último queda claramente encargado de la síntesis de esta información y de la redacción final. Estos informes deberían tener una periodicidad al menos anual, y podrán incluir diferentes aspectos, como por ejemplo la gestión del personal, de los materiales y de los fondos otorgados a la Administración de Justicia.

    2) Los informes “para promover mejoras en las leyes de ámbito judicial”

    Esta facultad no sólo debe entenderse, en su sentido más estricto, como una promoción de mejoras en las leyes de ámbito judicial existentes, sino que el CSJ la puede definir en la urgencia de una iniciativa legislativa; por ejemplo, proponiendo proyectos normativos en ciertas materias aún no reglamentadas, pero que puedan afectar a la Administración, o el funcionamiento de la justicia y del poder judicial globalmente entendido.

    Podemos, pues, concluir que la función global del CSJA puede ser definida no sólo como un órgano de administración diaria, sino también como la garantía de la independencia de la Justicia, y como el motor de la racionalización y de la adaptación, y, por lo tanto, de la modernización continua de la Justicia.
  • Composición y mandato Open or Close

    Según el apartado 2 del artículo 89 de la Constitución del Principado de Andorra, "el Consejo Superior de la Justicia está compuesto por cinco miembros designados entre andorranos mayores de veinticinco años y conocedores de la Administración de Justicia, uno por cada copríncipe, uno por el síndic general (presidente del parlamento), uno por el cap de Govern (presidente del Gobierno) y uno elegido por los magistrados y batlles (jueces). Su mandato es de 6 años y no pueden ser reelegidos más de una vez consecutiva".
    El síndic general (presidente del parlamento) designa el presidente del Consejo Superior de la Justicia.

    El dia 4 de noviembre del 2011, toman posesión los miembros dle Consejo Superior de la Justícia para el quarto mandato, a saber:

    - Sr. Enric CASADEVALL MEDRANO, presidente, nombrado por el Síndic General. (presidente del parlamento)
    - Sr. Jaume SANSA REÑÉ, vicepresidente, nombrado por el Cap de Govern. (presidente del Gobierno)
    - Sr. Antoni ALEIX CAMP, nombrado por el Copríncipe Francés.
    - Sr. Jordi VISENT GUITART, nombrado pel Copríncipe Episcopal.
    - Sr. Josep Maria CAIRAT VILA, elegido por los miembros del cuerpo judicial.

    El día 26 de octubre de 2005 toman posesión los miembros del Consejo Superior de la Justicia para el tercer mandato, a saber:

    - Sr. Lluís MONTANYA TARRÉS, presidente, nombrado por el síndic general (presidente del parlamento).
    - Sr. Josep María CAIRAT VILA, vicepresidente, nombrado por el cap de Govern (presidente del Gobierno).
    - Sr. Francesc CERQUEDA PASCUET, nombrado por el copríncipe francés.
    - Sr. Jordi VISENT GUITART, nombrado por el copríncipe episcopal.
    - Sra. Ma Teresa ARMENGOL BONET, elegida por los miembros del cuerpo judicial.

    El 25 de octubre de 1999, finaliza el mandato de este primer Consejo Superior de la Justicia y, el 28 de octubre del mismo año, toman posesión los miembros del segundo y actual Consejo Superior de la Justicia:

    - Sr. Marc VILA RIBA, presidente, nombrado por el síndic general (presidente del parlamento).
    - Sr. Francesc CERQUEDA PASCUET, vicepresidente, nombrado por el cap de Govern (presidente del Gobierno).
    - Sr. Josep M. VIOLA SAURET, nombrado por el copríncipe francés.
    - Sr. Agustí PIFARRÉ ARENY, nombrado por el copríncipe episcopal.
    - Sr. Jacint RIBERAYGUA CAELLES, elegido por los miembros del cuerpo judicial.

    Por acuerdo de 25 de octubre de 1993, se constituye el primer Consejo Superior de la Justicia del Principado de Andorra con los miembros siguientes:

    - Sr. Josep MARSAL RIBA, presidente, nombrado por el síndic general (presidente del parlamento).
    - Sr. Josep M. VIOLA SAURET, vicepresidente, nombrado por el cap de Govern (presidente del Gobierno).
    - Sr. André PIGOT, nombrado por el copríncipe francés.
    - Sr. Antoni ALEIX SANTURÉ, nombrado por el copríncipe episcopal.
    - Sr. Estanislau SANGRÀ FONT, elegido por los miembros del cuerpo judicial.